Tragos de elegancia en un templo del arroz

Es reconfortante viajar por la gastronomía de la Comunidad Valenciana y encontrar establecimientos que porten con orgullo la bandera de nuestra paella. Visitamos Las Bairetas en Chiva para encontrarnos con los hermanos Margós, que han heredado de sus padres una pasión exagerada por los arroces cocinados a leña. Viajamos hasta allí para armonizar sus platos con los vinos de Bodegas Nodus, con sorpresa incluida, pues también maridaremos su ginebra N-Gin VLC.

Hacemos el viaje a los mandos del nuevo Mercedes Clase E, un automóvil marcado por la elegancia y el carácter que acaba de recibir una nueva generación.

En Las Bairetas nos esperan los hermanos Margós. Pablo, el pequeño, es el jefe de cocina y el maestro repostero. Marcos es el rey del fuego y los arroces y Rodrigo capitanea con solvencia la sala. Todos recuerdan los domingos de su infancia friendo carne. Sus padres montaron en su casa de Chiva un negocio de paellas para llevar que fue un rotundo éxito. Así que los tres no tenían más remedio que arrimar el hombro.

Pablo es el más joven pero tiene las cosas muy claras. Ha tenido siempre clara su pasión por los fogones así que se formó para ello. Esa formación se ve hoy reflejada en los entrantes y los postres de la casa. Propone como primer plato una sardina ahumada con crema de escalivada y picada de cacao de collaret, pan, cebolla encurtida y caramelo de soja.

Al quite Sergio Viana y Adolfo de las Heras, con Nodus Chardonnay, una de las referencias de la bodega más apreciadas por el público. Elegante y redondo, se trata de unos de los vinos blancos más galardonados de la Comunidad Valenciana.Llega el turno del arroz. Hoy no valía con una de las espectaculares paellas a leña que elaboran. Marcos ha preparado un arroz meloso de conejo, rebollones, llánegas y trufa. Lo sirven en paella, con un punto de cocción espectacular y un sabor muy intenso.Para este plato Bodegas Nodus propone Nodus Summun. Se trata de uno de los tintos de la saga. Espectacular en aromas y matices, redondo en boca. Arroz y vino se complementan a la perfección, mejorando a su compañero de viaje.

Queda una sorpresa final. Vuelve a escena Pablo para proponer un postre. Cheesecake con compota de naranja amarga y galleta de sal de naranja. Espectacular. Un postre que está a la altura del momento álgido que marca el arroz en la comida. De las Heras y Viana tenían un as guardado en la manga: la ginebra N Gin VLC. Se trata de un producto elaborado, entre otros muchos, con botánicos como naranja, mandarina y limón, como homenaje a Valencia. Gin Tonic y postre ponen la guinda a un viaje inolvidable.

*Noticia publicada originalmente en el diario El Mundo, el 9 de diciembre de 2012.

Autor
N Gin VLC

Responder

Tu dirección de correo no será publicada. Campos obligatorios marcados con un *